Bodas rústicas con un toque de romanticismo

Organización y decoración de bodas en valencia

Boda Álvaro y Cristina 05/05/2018

Mi mejor sí para organizar mi boda fue contratar los servicios de Le Dije Que Sí. Me puse en contacto con ellos con más de un año de antelación, ya que ya sabéis que las fechas vuelan, y más que ellos solo cogen una boda al día para dedicar todo su tiempo en exclusiva para ti (así que no dudéis en poneros en contacto con ellos cuanto antes). Desde el primer contacto sentí que eran unos grandes profesionales, además de unas bellísimas personas. Siempre pendiente de ti, conociendo tus gustos, y lo que te haría feliz para tu día. Ellos se encargan de todo, tanto de toda la papelería como la decoración del día de la boda. En mi caso, no puedo estar más contenta por su trabajo, las invitaciones fueron ideales, los pai-pais, lágrimas de felicidad, decoración floral, seating, mesa de chuches y mil cosas más que te organizan con el más mínimo detalle, siempre aportando lo mejor de ellos mismos y todo su cariño para que ese día te envuelvas en un ambiente especial. En mi caso, dejé total libertad para la decoración, y fue todo precioso. Además, se quedan contigo todo el evento para que no falte de nada, y que todo esté en orden, y ya no solamente se preocupan por la decoración, sino también de todo lo que transcurre en el enlace, regalos, amigos, bromas… Se preocupan para que salga todo perfecto y los novios tengan la tranquilidad de que todo está bajo control. Sin duda, mi mejor elección fue contratarlos, ya que he estado todo el año con la tranquilidad de que iba a tener una boda sin que le faltase ningún detalle, y que todo estuviera perfecto.Como bien he dicho al principio, mi mejor elección han sido ellos.” 

Álvaro y Cristina se dijeron que sí en la Iglesia de Massamagrell, y después lo celebraron en el Huerto de Santa María. No es ningún secreto que me encanta este lugar, los jardines, las paredes, lo bien que nos tratan, lo a gusto que nos dejan trabajar, y porque no, decirlo, lo bien que nos dan de comer.

Cristina buscaba constantemente la sencillez, en muchos aspectos me recordaba a mí, y sin duda en su gran día estaba espectacular.  Vestido de manga francesa, espalda en V, un recogido natural… Impresionante, de verdad. 

Desde el principio me comentó que no quería sobre cargar la decoración ni que hubiese demasiada variedad de elementos diferentes. Los colores elegidos fueron el verde empolvado, el color lavanda y los crudos. No nos salimos de esta combinación, que  a mí, personalmente me encanta, y a ellos también.

Las invitaciones seguían la misma línea, un diseño sencillo, papel acuarela y una ramita de lavanda cogida con cuerda. Sin duda un acierto seguro; sencillez y algo muy natural. 

Felicidades chicos, sois muy especiales.

Fotografías

Vídeo

Contacto

  • Lun-Sab 10:00 - 20:00
  • 960 065 244 / 651 046 517